LIVING RUMANIA

 

Vivencias y recomendaciones de un español expatriado en Bucarest

 

¿Conocéis a alguien en Rumanía al que le podáis gorronear alojamiento? ¿Tenéis curiosidad por conocer este país? Si no es así, en mi opinión hay destinos turísticos que pueden resultar más interesantes. Si queréis visitar Rumanía, aquí van algunas claves para conocer el país y poder disfrutar un poco más de él.

En rumano el país se llama Romania, en alusión al imperio romano, ya que era una antigua provincia del mismo. Por aquí han pasado romanos, persas, hunos, bizantinos, otomanos, germanos y hasta rusos. Los actuales habitantes en su mayoría provienen de la unión entre romanos y dacios, que eran la tribu local (de ahí el nombre de la marca Dacia), por eso el idioma local es latino aunque en los países vecinos se hablen lenguas eslavas y magiares.

El famoso Conde Drácula es un personaje literario inspirado, según algunas fuentes, en Vlad Draculea (Vlad Tepes). En rumano Draculea significa hijo de Drácul, nombre con el que era conocido su padre. Vlad y su hermano fueron secuestrados de pequeños por un gobernante Otomano. Éste metió al hermano en su harén y a él lo tuvo de esclavo. Escapó y a la vuelta fue un gobernante con fama de justo que, sin embargo, quedó traumatizado por el horror de su vivencia infantil. De ahí que se ensañara con sus enemigos, los empalaba. Éstas y otras muchas prácticas sádicas llevadas a cabo por el Conde Drácula sirvieron de inspiración a Bram Stoker, quien hizo un viaje por estas tierras y se documentó sobre el tema de los vampiros. Drácula no es el primer libro de vampiros, pero sí el primero que saltó a la fama.

¿Qué ver en Bucarest?

En los años 20 a esta ciudad se le llamaba el París de los Cárpatos. Tenía grandes avenidas y el centro estaba lleno de casas señoriales. En esto llegó el comunismo, expropiaron la mayoría de casas  y se las dieron a familias humildes. Hoy en día muchas están habitadas por personas de etnia gitana que, por falta de recursos, las tienen en ruinas. Hay un escrito curioso de Josep Plà, quien volviendo de un viaje en el Orient Express pasó por Bucarest. En resumen, dice que en este país les gusta aparentar, tienen bonitas fachadas, pero detrás está todo en ruinas. Eso sí, afirmaba que había buena comida y bonitas mujeres. Casi un siglo después, todo sigue igual.

Bucarest se ve en un par de días. Es una ciudad segura, tiene fama de que hay carteristas (a mí en dos años no me han robado nada) pero no suele haber atracos con violencia. Se puede pasear tranquilamente por el centro de la ciudad en un radio de unos 5 km. Meterse por los bloques comunistas del sur y del este, no es especialmente peligroso, pero es feo y mejor no meterse por si acaso.

Piata-Unirii

Edificio-Bucarest

Los comunistas se dedicaron a hacer burradas urbanísticas. Dejaron que las casas  se arruinaran, tiraron muchas iglesias y los edificios históricos los cuidaron poco o nada. Cuando se acabó el comunismo, el capitalismo y la corrupción hicieron de las suyas. Es curioso ver casas de 100 años y en la medianera levantarse un edificio de 12 pisos con fachada de cristal. Aquí es raro ver rascacielos, el terreno es casi pantanoso y además hay terremotos (la ruina del promotor y de los compradores de pisos).

Taxis

Eroilor Aerului

En Bucarest no hay catedrales pero sí muchas iglesias. Son de estilo ortodoxo. A los curas ortodoxos, se les obliga a casarse para que puedan regentar una iglesia ¡Dicen las malas lenguas que para que la mujer limpie la iglesia! Es curioso que en el interior de las iglesias haya tiendas de incienso, velas, estampitas, etc…

La pascua ortodoxa es bonita. Una noche se van todos los fieles a la iglesia, allí todos compran una vela, la encienden y escuchan los cantos de los curas y también se canta algo por parte de los fieles.

En Bucarest está el segundo edificio más grande del mundo, después del Pentágono. La casa Poporului (la casa del pueblo). Ceausescu quiso construir una casa para todo el pueblo y ya puestos arruinó al país. Casi todos los dictadores quieren dejar su huella en la historia, éste hizo este edificio bestial. Dicen que tiene más sótanos que pisos por arriba. Se pueden hacer visitas al mismo.

El palacio de Cotroceni. Es un ejemplo de cómo vivían los reyes de finales del siglo XIX. Es una visita rápida y el palacio tiene cosas de decoración apasionantes. Es conveniente llamar antes porque las visitas son en grupo y te han de incluir en uno.

La ópera: extremadamente barata, es muy popular. Por seis euros o menos se puede ir a ver una obra. Se recomienda ir a ver una animada con bailes, como Aida. Recordad que son en latín (más bien en italiano) y con letreros en rumano.

Para ver el ambiente de la ciudad, lo mejor es darse una vuelta en bici. En la calle Regina Elisabeta, en la facultad de derecho, alquilan bicis.¿Dónde ir con la bici?. Carril bici de la calle Lascar Catargiu, hasta llegar al parque Herastrau. Un parque digno de ver. Impresionante. Tiene uno de los lagos urbanos más grandes del mundo. Es un parque enorme. Se puede ir y perderse dentro de él con bici.

Parque-Herastrau

Hay que ir por las calles principales. Hay callecitas con poco tráfico por las que se puede circular con total comodidad, pero en estas callecitas se encuentra uno de los mayores peligros de Rumanía. Los chuchos. Últimamente ha bajado la población, pero aquí hay mucho perro callejero. Cuando te ladra uno, frenas, te bajas de la bici y se calman. No son chuchos grandes pero asustan. En la colonia de españoles hay más de uno al que le han mordido (no por ir en bici). No suelen morder ni molestar pero es mejor prevenir. Por eso es mejor ir por las grandes avenidas. Los parques Cismigiu y Tieneretului son también muy bonitos y  se puede llegar a los mismos por carril bici.

Calles o avenidas con carril bici: Lascar Catargiu, Dimitre Cantemir, Kisselef, aviatorilor, Bulevard Unirii, Libertatii, Decebal, Basarab. Recorriendo estas calles en bici casi has visto Bucarest.

Banca-Transilvania

Salir de Fiesta por Bucarest

Lipscani está lleno de pubs y terrazas, algunos de ellos con nombre español (el comandante, el dictador, etc…). Totalmente recomendable. También están muy bien los pubs del lago del parque Herăstrău.

¿Qué ver en el resto de Rumanía?

Para ver Rumanía lo mejor es alquilar un coche. Sólo si vas de un extremo a otro del país es mejor el avión. Aquí no hay casi autopistas o autovías, con lo que las carreteras son de doble sentido. Si se alquila un coche, mejor todoterreno, por seguridad y por el estado de algunas carreteras (en muchos pueblos no hay calles asfaltadas). Si queréis perderos por carreteras secundarias, es seguro, pero el camino puede hacerse muy pesado. Aquí los pueblos crecen a lo largo de la carretera y hay muchos. Por ello te puedes pasar kilómetros y kilómetros a 30 por hora. Además no hay aceras y la gente pasea por la carretera. Resulta desesperante y pintoresco a la vez.

La mejor estación es primavera, es cuando más bonito está el país. O en pleno invierno si gustan los paisajes nevados, aunque algún invierno sale cálido.

A visitar: Hacer el camino Bucarest Brasov, pasando por Sinaia y el castillo de Drácula ( para ello se da un pequeño rodeo antes de llegar a Brasov, pero merece la pena)

Ir de Brasov a Sibiu por una carretera de montaña, puede ser pesado pero en primavera es un espectáculo. Sibiu: Ciudad con alcalde alemán, fue capital cultural europea. Centro histórico bien conservado, pasear por aquí es muy agradabler. En algunos hoteles  “clavan”. Alba Iulia, tiene un fuerte militar por el que se puede pasear, muy bonito, parecido al de Jaca. Sighisoara, ciudad medieval, con un cementerio de película de miedo, ahí es donde debe estar descansando Drácula, tiene musgo en las tumbas y hasta cuervos. Imprescindible si os gustan las pelis de miedo. El delta del Danubio. Si os gusta visitar iglesias, ruta de iglesias por la región de moldova. Con cinco días en coche se puede hacer todo esto, dando una vuelta al país.

Queda la región más cercana a Hungría, famosa porque hay muchos balnearios. También se puede ir un día a Varna, ciudad búlgara en el mar, a tres horas de Bucarest. Tiene un parque enorme entre las casas y el mar. Los hoteles están muy bien, y el alojamiento y la comida son mucho más baratos que en Rumanía. En Rumanía los precios (menos el taxi y el dentista) son los mismos que en España.

Si queréis ver la galería de fotos al completo, haced click  AQUÍ

Información práctica

Billetes de avión Hay tres compañías que vuelan desde España: Blueair, Wizzair y Tarom (iberia rumana). En Wizzair, con antelación suelen haber buenas ofertas. Wizzair y Tarom relizan vuelos directos. Blueair, hace una parada de tres cuartos de hora en una ciudad rumana, Arad o Cluj. Desplazamiento del aeropuerto a Bucarest Otopeni

Bus: Sale con mucha frecuencia y hace pocas paradas. Nada más salir de la zona de maletas tenéis que buscar unas escaleras que os llevan al piso de abajo. Allí cogéis el autobús. Os dejará en la principal avenida de Bucarest, al lado de unas cuantas paradas de metro. Si el tráfico acompaña tarda media hora.

Taxi: Los taxis tienen diversas tarifas.(está escrita en la puerta). Los más económicos son los de 1,40 ron/ km. Los más habituales son 1,65 ron/ km. Ir del aeropuerto al centro de Bucarest cuesta unos 50 Ron, 11 € aprox. Nada más salir por la puerta del aeropuerto, veréis a la izquierda una fila de taxis. Esos tienen una tarifa ¡cinco veces más cara!.  El truco es el siguiente: nada más salir del aeropuerto veréis el parking en frente. Os metéis, es al aire libre y veréis taxis esperando. Esos tienen tarifas de 1,65 ron/km. Cogéis uno y a Bucarest. El conductor tendrá que ir a pagar el ticket. Otra cosa, cuando veáis una fila de taxis, no hace falta que cojáis el primero de la fila, miráis las puertas y cogéis el que más os guste.

Baneasa: Más que un aeropuerto parece un kiosko. Aquí aterrizan Wizzair y Blueair.

Taxi: Nada más salir del aeropuerto veréis una fila de taxis a la izquierda. Mirar las tarifas en la puerta y a la ciudad. Aquí intentan regatear, te dicen siempre un millón (100 ron). Es un atraco. Con taxímetro cuesta unos 20 ron al centro. Si les dices 40 ron suelen aceptar.

Bus: Tenéis que salir del recinto del aeropuerto y cruzar la carretera. Veréis un grupo de gente esperando el bus(viene de Otopeni) Tranvía: Salís del recinto del aeropuerto y camináis hacia la izquierda, pasáis un edificio con un tío que parece  estar crucificado en la fachada, un poco más  adelante volvéis a girar a la izquierda, veréis las vías del tranvía y gente esperando. Tenéis que coger los billetes en una caseta que hay allí mismo. “Casa de bilete” se llama. Alojamiento Los hoteles en Bucarest suelen ser caros con lo que puede ser mejor opción alquilar un apartamento por días www.in-bucharest.com Tal vez os eche para atrás el aspecto del portal y la escalera. Pero luego los pisos por dentro suelen estar bien. Un hotel que está bien es el www.comfort-suites.ro Bien ubicado y las habitaciones están decentes. Moverse por la ciudad

Lo mejor es el metro. El tráfico suele estar congestionado y el taxi, aunque es barato, puede llegar a ser incómodo por el tráfico. Por la noche taxi, barato y seguro. El metro funciona bastante bien, es seguro y los vagones son modernos. Bucarest y Rumanía tienen un grado de seguridad parecido al de España. En el centro no suele haber problemas. En dos años viviendo en Bucarest no me ha pasado nada, ni en la ciudad ni en el resto del país.

//

¿ Dónde comer en Bucarest? Caru cu Bere: Antigua posada en pleno centro histórico. Decorado al estilo s. XIX. Suele haber música popular y bailes.

Burebista: Es una cadena. Detrás del hotel Intercontinental hay uno. Se puede comer carne de oso. Eso sí, los de los bailes populares son muy ruidosos. Para ir con amigos.

Beken Bau: Cerca de casa Poporoului, una antigua bodega. En Calea Rahovei. Se come poco, pero se bebe mucho y hay una banda de música en directo que no para de animar, gracioso.

Restaurantes y terrazas de Herastrau: En la calle Soseaua Nordului hay varios restaurantes a la orilla del lago Herastrau. Restaurante Alhambra: Comida típica rumana. Está en lo alto de un edificio, Marasesti con Radu Voda. Para pescado: Aquarium y Gallo Neru. Precios: Por unos 100 ron por persona comes muy bien. ( 1 eur = 4 ron)

Comidas típicas: Sarmale (carne picada envuelta en hojas de col hervida), Tochitura (carne con tomate),salate de vinete (puré de berenjena), mici (longanizas), Mamaliguta cu branza si Smantana(maíz en polvo hervido-polenta italiana, con nata y queso),pastrama (carne de cordero, cerdo o ternera un poco especiada) y de postre papanasi.

Anuncios

2 pensamientos en “LIVING RUMANIA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s