LA HUCHA VIAJERA



Estando en Madrid pasé frente al escaparate de una tienda de objetos curiosos, no sé por qué me fijé en unas huchas que allí había. En concreto, en una que tenía forma de globo terráqueo.

Siempre me han llamado la atención los globos terráqueos. De pequeño me encantaba hacerlos girar lentamente y observar lo que iba apareciendo frente a mi, deteniendo mi vista en lugares lejanos con nombres exóticos. Parecía que esas esferas ejercieran un extraño poder hipnótico sobre mi. Me gustaba imaginarme cómo debían ser esos lugares y qué estarían haciendo sus habitantes en esos momentos. Incluso, a veces, me preguntaba si alguno de ellos estaría contemplando un globo terráqueo e imaginándose cómo sería España.

Pues bien, llevo desde pequeño fijándome en los globos terráqueos y nunca había visto ninguno que fuera una hucha. Y, que yo recuerde, tampoco se me había ocurrido. Así que la compré al momento.

Obviamente la calderilla que voy metiendo en la hucha no da para costearme un viaje, ni mucho menos. Tal vez me permita pagar un vuelo de bajo coste o un par de noches en algún hotel económico (y gracias). Sin embargo, he de reconocer que me hace ilusión seguir el pequeño ritual de abrir la hucha antes de salir de viaje. Además, todavía disfruto perdiéndome en globos terráqueos e imaginando lugares que me gustaría conocer.

Anuncios

5 pensamientos en “LA HUCHA VIAJERA

  1. Hola hevisto su blog y me ha gustado mucho. Yo tengo un blog buscadorturismo.blogspot.com ¿Le gustaría tener un enlace en mi blog al suyo y poner uno del mio en su blog?

    Muchas gracias y enhorabuenas por el blog

  2. Yo la verdad es que la hucha la tengo mental, es decir, no fisica pero pienso que de cada parte de lo ganado lo invertire en viajes en verano … así me pasa que a veces hay que ajustar el presupuesto … :), … no obstante no soy mucho de huchas para nada …

    Gracias por compartir, un saludo.
    Alfonso. The World Thru my Eyes
    http://www.thewotme.com

  3. Gracias Inés!!! Sí, resulta especialmente útil cuando vienes de tomarte unas cañas y tienes el bolsillo lleno de monedas. Ahí no puedes escaparte, tienes que meter algunas de esas monendillas en la hucha 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s