ANÉCDOTA VIAJERA DE BRATISLAVA



Estando en Bratislava, vimos que había una obra cerca del piso donde nos alojábamos. Había allí unos cuantos obreros currando, cuando se disponía a pasar frente a la obra una de esas chicas centroeuropeas que parecen salidas de un anuncio de wonderbra.  Puesto que la ocasión lo merecía, nos quedamos allí plantados para ver la reacción de los obreros. Queríamos ver si  lanzaban piropos como los obreros españoles, aunque no los fuéramos a entender.

Pues bien, para nuestra sorpresa, los obreros no dijeron absolutamente nada. Es más, ni siquiera prestaron atención a la chica. Nos quedamos un poco sorprendidos, la verdad. Pensábamos que, al menos, dejarían por un momento lo que estuvieran haciendo para ojear a la moza en cuestión y lanzarse algunas miradas de complicidad, acompañadas de pícaras sonrisas delatoras. Pues nada de nada.

Pensamos que se podía deber a dos cosas:

A- Lo que a nosotros nos parecía una chica de anuncio wonderbra a ellos les parecía una chica de lo más normal.

B- Tal vez esto de piropear sea algo exclusivo de los países cálidos, en los que el brilla el Sol. En latitudes más frías puede que no sea costumbre.

En fin, tendremos que ir buscando obras en los países que visitemos y seguir con nuestras observaciones empíricas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s