LO MISMO TE PLANCHO UN HUEVO QUE TE FRÍO UNA CAMISA

Justo cuando pensaba que ser conejillo de indias de McDonalds era lo más raro que iba a hacer en mi vida, recibo una llamada de una empresa preguntándome si quiero ir a la comisaría de policía a trabajar como intérprete. Para traducir de inglés a español y viceversa.

La verdad es que he dicho que sí sin pensármelo dos veces, aunque tampoco tenía mucho tiempo para decidir, ya que tenía que estar en la comisaría en 20 minutos.

Ya he hecho de traductor no oficial muchas veces a lo largo de los últimos años, pero hasta hoy nunca me habían contratado específicamente como intérprete por horas, y menos aún para semejante cliente.

No voy a explayarme contando el trabajo que he hecho porque tampoco ha sido nada extraordinario, pero la experiencia en sí ha sido muy interesante. De vez en cuando va muy bien hacer algo totalmente diferente a lo que sueles hacer, algo que te permita romper con tu rutina y ver las cosas desde otra perspectiva.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s