Don´t hold the door for me, please.

El día menos pensado se lo soltaré. ¿A quién? Pues a quien quiera que me esté aguantando la puerta cuando aún me falta un buen trozo para llegar.

Es una costumbre muy British esa de aguantar la puerta para que tus acompañantes puedan pasar. It shows good manners, como dicen aquí. Y me parece muy bien, siempre que la persona que vaya a pasar esté cerca de la puerta.

Lo que no me gusta es eso de que te aguanten la puerta cuando aún te faltán diez metros para llegar, y vas caminando tan pancho. Te dan ganas de decir – Oye, no me aguantes la puerta que no quiero acelerar el paso-

Por desgracia en Londres se va todo el día acelerado y a empujones. Así que a los que no nos gusta caminar como si nos persiguiera Jack el Destripador, por favor no nos aguantéis la puerta, dejadnos a nuestro aire.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s