ESTUDIANDO GRATIS EN STANFORD (IV)

¡Por fin! Tras una larga espera, he recibido el certificado del curso on-line de finanzas de Stanford. Se suponía que lo íbamos a recibir poco después de navidades, pero parece ser que ha habido algún problemilla administrativo. Bueno, más vale tarde que nunca.

Ahora, con el certificado en mano, llega el momento de echar la vista atrás y valorar esta experiencia.

Certificado

El curso ha sido interesante, no sólo por el contenido en sí, sino por los compañeros de clase que he tenido. Me he encontrado con gente de diversos rincones del mundo muy preparada, que además estaba dispuesta a ayudar. De hecho, si no hubiera sido por su ayuda, no sé si habría podido acabar el curso con éxito.

Otro de las cosas que me ha gustado ha sido tener que utilizar software nuevo, como Matlab u Octave. Además de tener que utilizar herramientas de las hojas de cálculo que desconocía hasta la fecha.

Como no podía ser de otra manera, buscando información encontré algunas webs que me resultaron de gran ayuda, de entre las que destacaría las siguientes:

 www.masterfinanciero.es  El profesor Adolfo Aparicio nos enseña de una manera clara y sencilla cómo calcular los principales parámetros de los bonos, utilizando para ello una hoja de cálculo.

www.investopedia.com  Es una especie de wikipedia dedicada únicamente al mundo de las finanzas. Es muy completa, hay vídeos, tutoriales, etc…

También descargué una calculadora financiera, a modo de aplicación gratuita, en mi móvil android. Si bien es cierto que al trabajar con hojas de cálculo no la he utilizado.

Insisto en lo que he dicho en los posts anteriores: el curso es duro, he tenido que estudiar mucho más de lo que pensaba. Y ha habido momentos en los que pensaba que claudicaba. Pero como no siempre tienes a un profesor de Stanford dándote clase, decidí no arrojar la toalla.

Y digo yo, si esto de postear sobre temas profesionales se convierte en un hábito, tal vez debiera plantearme crear otro blog dedicado a esta temática,¿no?

Anuncios

ESTUDIANDO GRATIS EN STANFORD (III)

Hace tiempo que no os cuento nada del curso on line de finanzas que estoy realizando en Stanfordy he pensado que, aprovechando que he acabado el tema siete, podría hacer una pausa y explicaros cómo lo llevo.

Me parece muy interesante la filosofía de formación abierta y gratuita que rige los cursos MOOC (Massive Open On Line Course). Espero que estos cursos sean el punto de partida hacia una educación que ofrezca muchas más posibilidades a mucha más gente.

Eso sí, no vería mal que hubiera algún test previo con el objetivo de que el alumno tuviera claro donde se va a meter. No quiero decir que los resultados del test fueran excluyentes, ni mucho menos, pero al menos así no habría tantas sorpresas más tarde.

Digo esto porque tras ver el vídeo de presentación del curso pensaba que se me quedaría corto, la verdad, pero nada más lejos de la realidad. Algunos ejercicios son francamente difíciles de resolver. Aunque vea los vídeos de las clases varias veces, y me lea los apuntes de cabo a rabo, no hay manera de dar con la solución de los dichosos problemas.

Es más, he de admitir que a veces no sé ni cómo plantearlos, y eso que ya estudié varias asignaturas de finanzas en la universidad. En esos casos tengo que pedir ayuda en el foro, buscar ejemplos de ejercicios parecidos en el manual que estamos siguiendo, ver vídeos en youtube, etc…

Por cierto, es alucinante la cantidad de información útil que hay en youtube. Tras una clase empalagosa llena de demostraciones teóricas, buscas un vídeo en youtube en el que se resuelva un ejercicio práctico y parece mucho más sencillo.

Como comenté en el post anterior, el foro resulta de gran utilidad, si no fuera por él y por algunos compañeros que me han tirado un cable, creo que ya habría claudicado. Desafortunadamente al ser clases grabadas no puedes interrumpir al profesor para que te aclare dudas. Además, supongo que para el profesor tampoco tiene que ser fácil dar clase sin poder ver las reacciones de sus alumnos.

Esa es una de las desventajas de este tipo de cursos, la falta de contacto directo con el profesor. Sin embargo, creo que hay muchas más ventajas que desventajas. Las principales ventajas que veo son:

Para estudiar sólo necesitas una conexión a internet. No estás atado a ninguna ciudad, ni a ningún campus. Si por motivos de trabajo, por ejemplo, tuvieras que cambiar de ciudad, o incluso de país, podrías seguir estudiando sin problemas.

No tienes un horario fijo de asistencia a clase, por lo que se puede compatibilizar más fácilmente con el trabajo.

El aula es el mundo entero, lo cual te permite “conocer” estudiantes de diversos países. Por ejemplo, yo estoy en un equipo de Londres, pero también me he hecho “colega” de un estudiante de Miami y otro de Puerto Rico, y nos vamos ayudando los unos a los otros.

El precio, ya que son cursos totalmente gratuitos.

Si queréis saber qué estamos viendo en clase, os puedo decir que estamos siguiendo el manual de David  G. Luenberger ” Investment Science”. Estamos acabando el tema siete.

En un par de semanas habremos acabado el curso, espero poder escribir un post resumiendo lo que hemos visto en clase, así como qué webs y aplicaciones me han parecido más útiles para poder seguir el

ESTUDIANDO GRATIS EN STANFORD (II)

Hace aproximadamente un mes me matriculé en un curso de finanzas en la universidad de Stanford. El curso es gratuito, se imparte on-line y está abierto a todo el mundo. De hecho hay estudiantes de todos los continentes.

Aprovechando que estamos a mitad de curso, y que en breve vamos a tener vacaciones por el Thanksgiving day, quisiera comentaros como lo llevo.

Tengo que insistir en lo que dije en el post anterior, hay que estudiar y más de lo que esperaba. Desde luego no es un curso de conceptos generales sobre finanzas. Se puede matricular quien quiera, cierto, pero también hay mucha gente que se lo está dejando. Hay mucha matemática financiera y algunos de los ejercicios de las tareas por equipo son muy complicados.

En la web del curso se dice que hay que dedicarle unas cinco horas semanales. En realidad hay que dedicarle más tiempo, sobre todo a las tareas por equipo, que son bastante más difíciles que las individuales.

Ah, por cierto, si os apuntáis a alguno de estos cursos y tenéis que trabajar en equipo os recomendaría que os buscarais equipos que estén en vuestra franja horaria. Es mucho más cómodo a la hora de coordinarse.

En cuanto a la forma de enseñar, a mi me parece que está bien. Las clases están grabadas en youtube, lógicamente las puedes ver todas las veces que necesites, y también te puedes descargar en PDF las diapositivas que el profesor va explicando.

Además, hay un foro en el que los estudiantes comentamos las dificultades que nos vamos encontrado y en el que nos ayudamos los unos a otros. El asistente del profesor también nos tira algún cable con algunas cuestiones técnicas y administrativas.

Hay algunas cosas que considero mejorables:

A- No tenemos acceso al profesor. Él da la clase y se acabó, las dudas las tenemos que resolver con nuestros compañeros de equipo o en el foro.

B – Se nos pide que utilicemos un software (Matlab) al que no tenemos acceso. El profesor se limitó a decir que hay una versión de Matlab gratuita para estudiantes, pero que yo sepa nadie se ha hecho con ella.Finalmente algunos estudiantes comentaron en el foro que el software gratuito Octave también era válido.

Recientemente en el foro se ha solicitado que nos dieran más tiempo a todos los equipos para entregar la tarea que se nos había asignado y al final nos lo han concedido. Como veis no soy el único que encuentra difíciles los ejercicios.

Haced clic AQUÍ para seguir mis andanzas en este curso.

ESTUDIANDO GRATIS EN STANFORD UNIVERSITY

Hace un par de semanas me animé a empezar un curso gratuito on-line en la Universidad de Stanford. El curso se titula Finance y decidí matricularme en este curso porque quería actualizar lo que había estudiado hace ya algunos años en la universidad.

La verdad es que daba por sentado que iba a ser muuuy fácil, que sería un curso en el que se impartirían cuatro conceptos genéricos y poco más. Me decía a mi mismo: total, si puede matricularse cualquiera será un curso básico…pues estaba totalmente equivocado. He tenido que desempolvar apuntes de hace años, preguntar dudas a antiguos compañeros de trabajo, repasar fórmulas que pensaba que nunca más vería, etc… y eso que sólo llevamos dos lecciones.

Si vuestro nivel de inglés no os permite seguir la clase no os preocupes, podéis activar los subtítulos, o incluso leer la transcripción. No obstante, el profe habla muy despacio y claro, como podéis ver en el vídeo de presentación que os dejo a continuación:

P.D. Si queréis saber qué tal llevo el curso pinchad AQUÍ

CURSOS GRATUITOS EN UNIVERSIDADES PRESTIGIOSAS

El otro día hablaba con un amigo del vídeo de Isaac Asimov en el que, a finales de los años 80, reflexiona sobre el impacto que tendría en el aprendizaje el hecho de que los ordenadores personales se pudieran conectar a un potente ordenador central cargado de información.

Me parece que la palabra internet no formaba parte de nuestro vocabulario por aquel entonces, pero es, claramente, a lo que se estaba refiriendo Asimov.

Pues bien, lo que en los años 80 parecía una visión de una mente privilegiada, se ha convertido en algo totalmente cotidiano para nosotros. Gracias a internet podemos consultar información a la que antes era mucho más difícil acceder, o la que tal vez nunca hubiéramos accedido. Y no me estoy refiriendo a las dichosas fotos de facebook, en las que apareces etiquetado en un bar, con una sonrisa de oreja a oreja, cuando habías dicho que te quedabas en casa viendo una peli.

Es más, podemos incluso realizar cursos totalmente gratuitos en universidades de reconocido prestigio. En la web www.edx.org/courses  se ofrecen cursos on line gratis impartidos en universidades como Berkley o el MIT. En esta web podemos ver qué profesores imparten los diversos cursos y qué requisitos mínimos se piden a quienes quieran matricularse. Además, nos da una estimación de la cantidad de horas semanales que tendríamos que dedicarle al curso elegido.

Algo que si ya de por sí resulta interesante, después de ver los resultados del ranking Shanghái lo es aún más si cabe.

P.D. Un mes después de publicar este post descubrí que la universidad de Stanford también ofrece cursos on line gratuitos.De hecho me he apuntado a uno, si queréis seguir mis aventurillas en este curso haced clic aquí.