Las 7 mejores tiendas de tarta de manzana en Nuevo México

Pie de manzana. No hay nada más clásico en el mundo de los postres. Desde acogedores cafés en Pie Town (¡sí, una verdadera ciudad en Nuevo México!) hasta panaderías en Ruidoso, las pastelerías de Nuevo México te prepararán con ese pastel de manzana perfectamente dulce, agrio y crujiente. Aquí están los 7 mejores del estado. 

Cornerstone Bakery and Cafe, Ruidoso, Nuevo México

Es tan fácil como un pastel comer más de una porción del pastel de manzana recién hecho todos los días aquí. La corteza es escamosa y mantecosa, las manzanas están espolvoreadas con un toque de canela y sale del horno con un hermoso color dorado. Tome una taza de café o té y siéntese un rato: el aroma que emana de la cocina es embriagador.

Passion Pie Cafe, Verdad o Consecuencias, NM

Si te encanta la tarta, ya quién no, prueba la mini tarta de manzana: más que una rebanada pero menos que una tarta entera. El tamaño perfecto. Los estuches de pastelería son una delicia para la vista y los olores que se respiran en esta pequeña panadería hacen que se te haga agua la boca. Todos los pasteles se hornean frescos todos los días y salen volando de los estuches. Salga de la autopista para esta deliciosa parada en boxes.

Panadería Burro Street, Cloudcroft, Nuevo México

Un letrero rojo brillante identifica esta panadería rústica como «Hogar de los famosos pasteles de la cima de la montaña». Es una descripción adecuada. La ciudad y la panadería se encuentran a 8,600 pies en las montañas de Sacramento. Una visita bien vale la pena la caminata. El pastel casero de manzana y nueces con caramelo es una sabrosa trifecta de sabores.


The Pink Adobe, Santa Fe, Nuevo México

Este emblemático restaurante local ha estado sirviendo comensales desde 1944 en un adobe de 400 años. Lamentablemente, ya no está en el rosa, pero la comida, sin embargo, lo está, especialmente la tarta de manzana francesa. Es una receta familiar de larga data que combina las mejores manzanas de la cosecha con una salsa tibia caramelizada y una cucharada de helado que chisporrotea al servir. Es una explosión de bondad fría y caliente.

Panadería de Glenn, Gallup, Nuevo México

Durante más de 30 años, esta panadería familiar ha estado cocinando dulces para los lugareños y turistas que viajan por la Ruta Madre. La tarta de manzana casera, lo más destacado, se hace fresca todos los días. El pastel se vende entero, no por rebanada, por lo que es una oportunidad perfecta para compartir. Llegue temprano y evite las prisas, se agotan.

Antiguo granero de Apple, High Rolls, Nuevo México

Este antiguo e histórico granero de manzanas es, como puede suponer, famoso por su tarta de streusel de manzana al horno, hecha de la misma manera que su abuela. Las manzanas en cada pastel están perfectamente maduras, crujientes y ácidas. La cobertura de streusel es una mezcla mantecosa y desmenuzable que lleva un simple pastel de manzana a nuevas alturas de sabor. El pastel, y el lugar, es una experiencia inolvidable.


Blue House Bakery & Cafe, Carlsbad, Nuevo México

Qué mejor lugar para comer un pedazo de pastel que en una pintoresca casa azul que te recuerda a tu hogar. Solo está abierto a la hora del desayuno, pero desayunar pastel es tan estadounidense como el pastel de manzana y nuez que se sirve aquí. Siéntese afuera, disfrute de este dulce placer antes de que termine el día.