Fútbol americano en Londres

Todos los años la NFL hace que se jueguen algunos partidos de liga fuera de los Estados Unidos para atraer audiencias de otros países. Londres, como cabía esperar, es una cita anual obligada para esta competición.

En este enlace encontraréis toda la información relativa a los partidos que se disputan fuera de Estados Unidos.

http://www.nfl.com/international

img_20160918_110856

Anuncios

CICLISMO RETRO Y HIPSTERS SE ENCUENTRAN EN LONDRES

Hace poco me acerqué a ver un criterium ciclista que se celebró en Greenwich peninsula. Más que una carrera ciclista propiamente dicha  yo lo definiría como una especie de espectáctulo urbano.  A ver, por supuesto que era una competición y los participantes se esforzaban a tope por ganar. Sin embargo,  el formato de la carrera estaba orientado principalmente a montar un show.

Se trataba de un circuito urbano, de corta distancia y totalmente llano, al que los ciclistas tenían que dar muchas vueltas para completar la carrera. El circuito tenía  poco más de un kilómetro de longitud, si no recuerdo mal, y la carrera  masculina era de unos 35 kilómetros aproximadamente, previamente había tandas clasificatorias.  También resultaba de lo más curiosa, y divertida, la combinación estética entre hipster y ciclista retro que imperaba en el ambiente. Así, podíamos ver algunos corredores con barba al más puro estilo hipster, calcetines con adornos varios subidos hasta arriba y una gorra de cinzano, por ejemplo.

Ah sí, la bicis eran de piño fijo (o fixies como se les llama hoy en día), de las que no tienen frenos. Por la características de la competición y el tipo de bici que llevaban los corredores aquello de no dejaba de ser una carrera de pista sacada del velódromo y desplegada en plena ciudad. Eso sí, con una estética muy original. Si queréis saber más de este tipo de carreras aquí os dejo este enlace http://redhookcrit.com/

redhook3 redhook2

GUERRA DE ESPONJAS MOJADAS

Imaginaos la escena. Tras un largo y arduo día de trabajo, por fin, llega el ansiado momento de apagar el ordenador e irme al gimnasio.

Entro al gimnasio,me dirijo al vestuario, me cambio, y salgo dispuesto a hacer algo de deporte. Me quedo un par de segundos pensando por dónde empezar y, ¡toma!, de repente, me pega una esponja mojada en toda la oreja izquierda. Me giro hacía mi izquierda, y veo a la monitora de spinning riéndose como una loca mientras me dice: — tendrías que haber visto la cara que se te ha quedado, ¿No nos habías visto al entrar?—

La verdad es que no había visto a nadie al entrar, iba un poco acelerado y dándole vueltas a algunas cosas que habíamos hablado en el trabajo.

No entendía muy bien qué estaba pasando,  pero tampoco me dieron tiempo a pensar mucho más. Allí estaban todos los monitores, esponja en mano, dispuestos a cazarme a esponjazos. Eso sí, esta vez tuve tiempo de esconderme detrás de una columna. Con lo que no contaba era con que la recepcionista me lanzara una esponja por la espalda, a traición, que me pegó en toda la colleja.

Pero qué estaba pasando en el gimnasio,¿la gente se había vuelto loca en Inglaterra o qué?. Por supuesto, decidí contraatacar, cogí algunas de  las esponjas que me habían lanzado y, entre carcajadas, nos enzarzamos en una  pequeña batalla de esponjas mojadas. Lástima que no hubiera una caja de tomates a mano, si no montamos allí una tomatina improvisada.

Una vez pasado el momento de repentina locura, les pregunté a qué venía todo eso. Me comentaron que esa guerra de esponjas mojadas era una manera divertida de recaudar “some change” para los más necesitados, por eso había un cubo en recepción con monedas, en el que tampoco me había fijado al entrar. Por supuesto, con lo bien que me lo había pasado, decidí contribuir con algo de calderilla.